Por Alejandro Lifschitz
SANTA CRUZ, Bolivia (Reuters) - Santa Cruz, el distrito más rico de Bolivia, votó el domingo en un referendo a favor de su autonomía del Gobierno central, según sondeos, en una declaración de guerra de la oposición contra el plan el presidente Evo Morales de instaurar el socialismo en el país.


En una jornada marcada por algunos hechos de violencia que dejaron al menos un muerto y varios heridos, una mayoría de cruceños votó por el "sí" a un estatuto autonomista que el mandatario aborigen calificó de ilegal y había pedido combatir con la abstención y el boicot.

A la vez, decenas de miles de personas se movilizaron en varias ciudades de Bolivia contra la consulta, que el Gobierno consideró un acto de secesión impulsado por su archienemigo Estados Unidos y que marcó un punto de inflexión en la crisis política que devora al inestable país.

Encuestas de canales de televisión locales mostraron al "sí" al estatuto de autonomía triunfando con alrededor de un 85 por ciento de los votos contra un 14 por ciento para el "no." Aunque la mayoría de los medios no dieron cifras de abstención, la cadena ATB la situó en el 40 por ciento.

Enclavada en la fértil llanura oriental, la opositora Santa Cruz ahora tendrá competencias reservadas al Estado nacional en materia de educación, seguridad, justicia y economía, construyendo una muralla contra el plan del Gobierno de "refundar" el país con una nueva Constitución socialista.

En las afueras de la ciudad de Santa Cruz, capital del departamento homónimo, seguidores de Morales chocaron violentamente con simpatizantes autonómicos que defendían con piedras y palos centros de votación, dejando una veintena de heridos leves, según observó un corresponsal de Reuters.

La policía detuvo a varios manifestantes que apedreaban a autos y ambulancias, y usó gases lacrimógenos para dispersar a la multitud, causando la muerte por asfixia de una persona de 69 años que estaba en su casa, constató un fotógrafo de Reuters en el lugar.

En tanto, militantes oficialistas cortaron carreteras en cinco de las 15 provincias del departamento para boicotear la consulta.

Los dirigentes cruceños negaron que quieran escindir a Bolivia con el referendo y afirmaron que buscan tomar las riendas de su futuro para evitar ser perjudicados por un Gobierno que, consideran, es manipulado por el principal aliado de Morales: el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Analistas creen que la victoria del "sí" en la consulta, si es acompañada de una alta participación, fortalecerá a los cruceños de cara a futuras negociaciones con La Paz, fundamentalmente para evitar que una reforma agraria de Morales implique la pérdida de decenas de miles de hectáreas a sus latifundistas.

Desde Caracas, Chávez reiteró su acusación de que Washington está detrás del proyecto de autonomía en Bolivia.

"El pueblo de Bolivia está resistiendo y estamos seguros que resistirá esta agresión y creemos que será fortalecido el pueblo boliviano, el Gobierno del compañero Evo Morales y la transformación de Bolivia," afirmó.

La mayor parte de las urnas cerró a las 16.00 hora local (2000 GMT). Se espera que la Corte Departamental Electoral, que aceptó realizar el referendo a pesar de que fue objetado por la justicia nacional, comience el recuento a las 20.00 horas.

"Creemos que es buena la autonomía. Queremos administrar nuestros recursos; queremos escuelas y salud para nuestros hijos," afirmó Carlos Jiménez, un empleado de 50 años cuando esperaba para sufragar en una escuela del barrio Plan 3000, un bastión de Morales que fue epicentro de la violencia.

A pocas cuadras, simpatizantes oficialistas quemaron en una plaza urnas y papeletas de votación mientras coreaban "la derecha no pasará."

Para el Cono Sur, la crisis política en Bolivia es un factor de incertidumbre, especialmente para Argentina y Brasil, que dependen de los envíos de gas natural del país andino para alimentar su crecimiento económico.

APOYOS Y DIVISIONES

En un suceso inusual, las Fuerzas Armadas respaldaron por la noche de sábado a Morales en un pronunciamiento, al afirmar que el estatuto cruceño afectará la seguridad nacional debido a las atribuciones que le otorga al departamento.

En La Paz y en el Alto, una ciudad adjunta a la capital política de Bolivia, unas 200.000 personas salieron a las calles contra el referendo, según cálculos de medios de prensa.

Manifestaciones similares ocurrieron en Cochabamba, en el centro del país, y Oruro, en el altiplano.

Como Santa Cruz, otros tres distritos orientales opositores convocarán a consultas de autonomía, en una muestra de la polarización en Bolivia entre los sectores más ricos de las llanuras del este, propietarios de la mayor parte de la tierra; y los indígenas fieles a Morales que viven de la agricultura de subsistencia en las sierras del occidente.

La nueva Constitución, aprobada sin el aval de la oposición por una asamblea constituyente controlada por el oficialismo y que debe pasar por una serie de referendos, daría más poder a la mayoría indígena, fortalecería el control del Estado sobre la economía y otorgaría marco legal a la política oficial de nacionalización de los recursos naturales.


Fuente : MSN Noticias

0 comentarios:

Loading...

¡CHAT!


Get your own Chat Box! Go Large!